Latencia y preadolescencia

Prueba preado

La segunda infancia, también llamada latencia porque es como si en el niño, cuando se dan las circunstancias adecuadas, se calmaran ciertas inquietudes o curiosidades referentes a los padres y la sexualidad para iniciarse en el nuevo mundo del colegio, el aprendizaje y la socialización.

Estos serán unos años clave para el desarrollo cognitivo así como para su integración en el grupo de iguales. 

No obstante, como bien sabemos, no todos los niños son iguales, así muchos podrán tener dificultades a lo largo de este proceso. Algunos aún no habrán alcanzado la madurez o tranquilidad  necesaria para poder integrar los nuevos aprendizajes y ser capaces de asumir las normas de un centro escolar. Otros pueden presentar algunas dificultades específicas en el aprendizaje de la lectura o escritura, en el cálculo u otras materias, que mediante una valoración y apoyo pedagógico a tiempo podrán ser superadas o facilitadas.

Por  otro lado el niño, dado su carácter y experiencias relacionales previas podrá tener en menor o mayor medida dificultades en sus nuevas relaciones con sus iguales o los adultos.

Y por último, no debemos olvidar que el niño vive en un medio familiar del que es aún muy dependiente emocionalmente donde pueden producirse cambios que puedan afectarle como la separación de los padres, nacimiento de un hermano, pérdida de un ser querido u otros.

Así, los padres y profesores deberán estar muy atentos a las señales a veces difíciles de observar que el niño pueda estar sufriendo por cualquier motivo.

 

JoomShaper

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.Al usar nuestros servicios, acepta la política de cookies. /// Kookiei esker, gure webguneko serbitzuak eskaitzeko aukera ematen digute. Gure serbitzuak erabiltzean, kookien politika onatzen duzu. .

Acepto los terminos de la web / Webgunearen baldintzak onartzen ditut.